viernes, 31 de octubre de 2014

Soldados del ejército de Cristo, santas y santos todos, rogadle que perdone nuestras culpas a aquel que vive y reina entre vosotros

HIMNO A TODOS LOS SANTOS





















Patriarcas que fuisteis la semilla
del árbol de la fe en siglos remotos,
al vencedor divino de la muerte
rogadle por nosotros.

Profetas que rasgasteis inspirados
del porvenir el velo misterioso,
al que sacó la luz de las tinieblas
rogadle por nosotros.

Almas cándidas, santos Inocentes
que aumentáis de los ángeles el coro,
al que llamó a los niños a su lado
rogadle por nosotros.

Apóstoles que echasteis en el mundo
de la Iglesia el cimiento poderoso,
al que es de la verdad depositario
rogadle por nosotros.

Mártires  que ganasteis vuestra palma
en la arena del circo, en sangre rojo,
al que es fuente de vida y hermosura
rogadle por nosotros.

Monjes que de la vida en el combate
pedisteis paz al claustro silencioso,
al que es iris de calma en las tormentas
rogadle por nosotros.

Doctores cuyas plumas nos legaron
de virtud y saber rico tesoro,
al que es raudal de ciencia inextinguible
rogadle por nosotros.

Soldados del ejército de Cristo,
santas y santos todos,
rogadle que perdone nuestras culpas
a aquel que vive y reina entre vosotros. Amén.

jueves, 30 de octubre de 2014

Vosotros os habéis acercado, a la asamblea de los innumerables ángeles, a la congregación de los primogénitos inscritos en el cielo, a Dios, juez de todos


Vosotros os habéis acercado al monte de Sión, ciudad del Dios vivo, Jerusalén del cielo, a la asamblea de los innumerables ángeles, a la congregación de los primogénitos inscritos en el cielo, a Dios, juez de todos, a las almas de los justos que han llegado a su destino, al Mediador de la nueva alianza, Jesús, y a la aspersión purificadora de una sangre que habla mejor que la de Abel.  Hb 12, 22-24

Las riquezas de gloria otorgadas por él como herencia a su pueblo santo



El Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, quiera concederos el don de sabiduría y de revelación, para que lleguéis al pleno conocimiento de él e, iluminados así los ojos de vuestra mente, conozcáis cuál es la esperanza a que nos ha llamado y cuáles las riquezas de gloria otorgadas por él como herencia a su pueblo santo.


martes, 28 de octubre de 2014

solamente por su misericordia, él nos salvó, haciéndonos renacer por el bautismo y renovándonos por el Espíritu Santo, Bautizo Juan Miguel Silva Delgado



El renacimiento bautismal Pero cuando se manifestó la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor a los hombres, no por las obras de justicia que habíamos realizado, sino solamente por su misericordia, él nos salvó, haciéndonos renacer por el bautismo y renovándonos por el Espíritu Santo.
Y derramó abundantemente ese Espíritu sobre nosotros por medio de Jesucristo, nuestro Salvador, a fin de que, justificados por su gracia, seamos en esperanza herederos de la Vida eterna. Tito 3, 4-7

Oración a Judas Tadeo para casos difíciles y desesperados



SAN JUDAS TADEO ABOGADO DE LOS CASOS DESESPERADOS



Oración a San Judas Tadeo

Apóstol gloriosísimo de Nuestro Señor Jesucristo, aclamado por los fieles  con el dulce título de ABOGADO DE LOS CASOS DESESPERADOS, hazme sentir tu poderosa intercesión aliviando la gravísima necesidad en que me encuentro. 
Por el estrecho parentesco que te hace primo hermano de Nuestro Señor Jesucristo, por la privaciones y fatigas que por El sufriste, por el heroico martirio que aceptaste gustoso por su amor, por la promesa que el divino Salvador hizo a Santa Brígida de consolar a los fieles que acudiesen a tu poderosa intercesión, obtenme del Dios de las misericordias y de su Madre Santísima la gracia que con ilimitada confianza te pido a Ti, Padre mío bondadosísimo, seguro que me la obtendrás siempre que convenga a la gloria de Dios y bien de mi alma. Así sea.
Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, ruega por nosotros. 

(Repetir 3 veces)

miércoles, 22 de octubre de 2014

Aparta de ti la perversidad

Proverbios 4:23-26

23 Sobre toda cosa que guardes, guarda tu corazón,
porque de él mana la vida.
24 Aparta de ti la perversidad de la boca,
aleja de ti la iniquidad de los labios.
25 Que tus ojos miren lo recto
y que tus párpados se abran a lo que tienes delante.
26 Examina la senda que siguen tus pies
y sean rectos todos tus caminos. 

Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. (Romanos 8:9 RVR60)

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. (Efesios 4:22-24 )

Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez. Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro? (Santiago 4:11, 12 )

Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 1 Pedro 4:11 

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; (1 Pedro 2:9 


Hoy celebramos por primera vez a San Juan Pablo II, el Papa de la familia

ORACIÓN DEL ENFERMO
Autor: Juan Pablo II

 


Señor, 
Tu conoces mi vida y sabes mi dolor,
haz visto mis ojos llorar,
mi rostro entristecerse,
mi cuerpo lleno de dolencias,
y mi alma traspasada por la angustia.

Lo mismo que te pasó a Ti,
Cuando, camino de la cruz,
Todos te abandonaron.
Hazme comprender tus sufrimientos,
y con ellos el Amor que Tu nos tienes.

Y que yo también aprenda,
que uniendo mis dolores a tus dolores,
tienen un valor redentor por mis hermanos.
Ayúdame a sufrir con Amor, hasta con alegría.

Sí no es posible que pase de mi este cáliz.
Te pido por todos los que sufren:
Por los enfermos como yo.
Por los pobres, los abandonados, 
los desvalidos, los que no tienen
cariño ni comprensión y se sienten solos.

Señor:
Sé que también el dolor lo permites Tú.
Para mayor bien de los que te amamos.
Haz que estas dolencias que me aquejan,
me purifiquen, me hagan más humano,
me transformen y me acerque mas a Ti.

Amén.


martes, 21 de octubre de 2014

Quien quiera algo que no sea Cristo, no sabe lo que quiere. Quien pida algo que no sea Cristo, no sabe lo que pide. Quien no trabaje por Cristo, no sabe lo que hace San Felipe Neri


Orden religiosa fundada por Santa Angela de Merici con el único fin de la educación de las niñas. Fue la primera orden de enseñanza formada por mujeres establecida en la Iglesia, y hasta la fecha actual ha adherido estrictamente al trabajo de su instituto. Aunque estaba convencida de su misión divinamente asignada de echar los cimientos de una orden educativa



Cada 21 de octubre la Iglesia celebra a Santa Úrsula, patrona de las jóvenes y colegialas, quien murió mártir junto a un grupo de vírgenes.
Cuenta la leyenda que Santa Úrsula era hija de un rey inglés. Para posponer las nupcias con un príncipe pagano, viajó con unas doncellas en peregrinación a Roma.
A su regreso, en Colonia (Alemania), fueron capturadas por los hunos. Santa Úrsula rechazó la propuesta de matrimonio  con el jefe de los bárbaros y ella y sus amigas fueron martirizadas por su fe.
Santa Úrsula se le apareció a Santa Ángela de Merici, que fundó la primera orden de mujeres dedicada a la enseñanza y llamadas Ursulinas.

(ACI)

lunes, 20 de octubre de 2014

Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros y seréis mis testigos en Jesuralén, en toda Judea y Samaria y hasta los confines de la Tierra (Hech, 1,8).



No nos podemos quedar indiferentes al saber que millones de hombres redimidos, como nosotros, por la Sangre de Cristo, viven aún sin conocer a fondo el amor de Dios. Es el mandato de Cristo cuando vino a la Tierra.

viernes, 17 de octubre de 2014

“En ti confiarán los que conocen tu nombre, por cuanto tú, oh Señor, no desamparaste a los que te buscaron”. Salmos 9:10



 La Palabra del Señor nos enseña que Dios tiene distintos nombres que se relacionan con lo que El puede hacer a nuestro favor. Tal vez usted sea una persona que amó a Dios desde pequeño pero sólo lo conocía como Salvador, como el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, y no como su Sanador. Por tal motivo, no había experimentado milagros ni sanidades, pero al entrar en una nueva dimensión de fe, conoció otro de los nombres de Dios: el Sanador, y recibió un toque en su cuerpo o pidió por alguien y fue sanado. ¡Bendito conocimiento que le trajo liberación!

En las Escrituras leemos que El es nuestro Abogado, Amigo, Amor, Buen Pastor, Consejero, Admirable. También Jesús es Bueno, el Cordero Inmolado, el Cristo, poder de Dios, el Espíritu de Vida, la Estrella de la Mañana, Fiel, Verdadero, Fortaleza para el pobre y el necesitado. Es el Don Inefable, el Don de Dios, el que lo llena todo, el que vive, el que vendrá, Emanuel o sea, Dios con nosotros.

Mientras seguimos leyendo descubrimos que Dios es Compasivo, Paz, Juez de todo, Fuerte, Dios de vivos y de muertos y de toda la tierra. Todos esos nombres están a nuestra disposición porque nosotros somos hijos del Altísimo, hijos del Rey de reyes, del Señor de señores, y podemos gozar de los beneficios que brotan de Su Poderoso Nombre.

Por eso, hoy al orar incluya en sus oraciones los nombres del Señor que se relacionan con su necesidad creyendo que Aquel que todo lo llena en todo, está de su lado dispuesto a darle lo que está necesitando

jueves, 16 de octubre de 2014

“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Yavé perpetuamente, porque en Yavé el Señor está la fortaleza de los siglos.” Is 26, 3-4

LA PAZ DE DIOS

Dios es el ser más seguro del universo. No sólo por la seguridad objetiva que posee—nada le puede vencer o destruir. No tiene que poner cerrojos ni sacar seguro médico. Él también experimenta la mayor seguridad subjetiva que se pueda experimentar. No tiene sustos ni espantos, ningún temor al futuro, disfruta de satisfacción plena y de contentamiento y gozo perpetuos. Vive en el disfrute total de la paz—el ser más seguro del universo.

VARIAS DECLARACIONES CON RESPECTO AL TEMA DERIVADAS DE LAS ESCRITURAS.

1.  Dios se describe a sí mismo como un Dios de paz.
·     “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” 1 Tes 5, 23
·     “Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.” Rom 16, 20
·     “Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos,” 1 Cor 14, 33
·     “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.” Fil 4,9
·     “Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros.” 2 Tes 3, 16
·     “Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.” Heb 13, 20-21
·     “Y el Dios de paz sea con todos vosotros. Amén.” Rom 15, 33
Estamos más acostumbrados a escuchar que “Dios es amor”. Pero como pueden observar, la Biblia enfatiza que nuestro Dios es paz. Es un Dios de paz, caracterizado por la paz. El mismo experimenta paz. Es la fuente de la paz.

2.  Nuestro Mesías es identificado como “Príncipe de paz.”
“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” Is 9, 6

3.  El mensaje con que Dios nos alcanzó y que debemos predicar es un “evangelio de paz.”
·     “Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos.” He 10, 36
·     “Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca;” Ef 2, 17
·     “Y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.” Ef 6,15
·     “¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!” Rom 10, 15
“Nos encargó el mensaje de la reconciliación” 2 Cor 5, 19

4.  Dios es la fuente de nuestra paz.
“Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros.” 2 Tes 3,16
“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Yavé perpetuamente, porque en Yavé el Señor está la fortaleza de los siglos.” Is 26, 3-4
“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” Fil 4, 6-7

5.  La obra de Cristo garantiza nuestra paz con Dios y nuestra paz personal.
“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;” Rom 5, 1
“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.” Is 53, 5
La Biblia dice que no hay paz para los impíos Is 57, 21
 “Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,” Ef 2, 14
 “Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?” He 9, 13-14
Pero Cristo también es la fuente de nuestra paz interior.
“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Jn 16, 33
¿En quién está nuestra paz? “Para que en mí tengáis paz.” Nuestra paz con Dios está anclada en Cristo.

6.  La obra del Espíritu en el creyente es propiciadora de la paz relacional.
Dios hace las paces con nosotros y convierte a sus hijos en embajadores de paz.
Los seguidores del Príncipe de paz son hechos pacificadores.
·     “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.” Mt 5,9
·     “Pedid por la paz de Jerusalén; Sean prosperados los que te aman. Sea la paz dentro de tus muros, Y el descanso dentro de tus palacios. Por amor de mis hermanos y mis compañeros Diré yo: La paz sea contigo.” Sal 122, 6-8
·     “Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.” Rom 12,18
·     “Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres. Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.” Rom 14, 17-19
·     “Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;” Ef 4, 1-3
·     “Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.” 2 Tim 2, 22
·     “Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.” Sant 3, 16-18
El fruto del Espíritu es… paz Gal 5, 22

7.  La vida de fe es conducente a la paz interior.
 “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Yavé perpetuamente, porque en Yavé el Señor está la fortaleza de los

“Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.” Rom 15, 13.

8.  La paz de Dios es diferente a la del mundo.
No la doy como el mundo la da.
·     “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” Jn 14, 27
·     “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” Fil 4, 6-7
…………………………………………………………………………………
a)         Da gracias a Dios por su paz: paz con Él, paz interior, paz con otros. Da gracias a Dios por Cristo, porque sin su obra la paz sería imposible, porque no hay paz para los impíos.
b)         Pide a Dios que te haga pacificador.

c)          Pide a Dios que aumente tu confianza y fe en Él. Pídele que guarde tu corazón en completa paz.

miércoles, 15 de octubre de 2014

ORACION DE SANTA TERESA DE AVILA,

Nada te turbe.  
Santa Teresa de Ávila

Nada te turbe,
nada te espante,
todo se pasa,
Dios no se muda,
la paciencia todo lo alcanza
quien a Dios tiene nada le falta
sólo Dios basta.
Eleva el pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
nada te turbe.
A Jesucristo sigue,
con pecho grande,
y venga lo que venga,
nada te espante.
¿Ves la gloria del mundo?
es gloria vana,
nada tiene de estable,
todo se pasa.
Aspira a lo celeste,
que siempre dura,
fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.
Ámala cual merece,
bondad inmensa,
pero no hay amor más fino,
sin la paciencia
Confianza y fe viva,
mantenga el alma,
que quien cree y espera,
todo lo alcanza.
  

Te tomo, pues, Corazón Divino, como único objeto de mi amor, por protector de mi vida, seguridad de mi salvación, remedio de mi fragilidad y mi inconstancia, reparador de todas las faltas de mi vida

Acto de Consagración de
Santa Margarita María de Alacoque al Divino Corazón de Jesús


Yo, (decir su nombre) me dedico y consagro al Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo; le entrego mi persona y mi vida, mis acciones, penas y sufrimientos, para no querer ya servirme de ninguna parte de mi ser sino para honrarle, amarle y glorificarle. Ésta es mi irrevocable voluntad: pertenecerle a Él enteramente y hacerlo todo por amor suyo, renunciando de todo mi corazón a cuanto pueda disgustarle.

Te tomo, pues, Corazón Divino, como único objeto de mi amor, por protector de mi vida, seguridad de mi salvación, remedio de mi fragilidad y mi inconstancia, reparador de todas las faltas de mi vida, y mi asilo seguro en la hora de la muerte. Sé, pues, Corazón bondadoso, mi justificación para con Dios Padre, y desvía de mí los rayos de su justa indignación. 

Corazón amorosísimo, en ti pongo toda mi confianza, porque, aun temiéndolo todo de mi flaqueza, todo lo espero de tu bondad. Consume, pues, en mí todo cuanto pueda disgustarte o resistirte. Imprímase tu amor tan profundamente en mi corazón, que no pueda olvidarte jamás, ni verme separado de ti. Te ruego encarecidamente, por tu bondad que mi nombre esté escrito en ti. Ya que quiero constituir toda mi dicha y toda mi gloria en vivir y morir llevando las cadenas de tu esclavitud. Así sea.


martes, 14 de octubre de 2014

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”. (1 Corintios 10:13)




“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7).

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana . . .”

Esto significa que otras personas son tentadas de la misma manera que usted.


“Pero fiel es Dios . . .”
Esto significa que Dios siempre hace lo que dice que hará. Usted puede estar seguro que Dios es fiel.

Que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir . . .”
Esto significa que Dios ha prometido que no lo dejará ser tentado más allá de lo que puede aguantar.


“Sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”.

Dios desea darnos vida en abundancia


“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida” (1 Juan 5:11-12).
Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano” (Juan 10:27-28).
La palabra “perecerán” significa estar perdidos. Jesús nos dice que nunca estaremos perdidos. Jesús nos dice que estamos en las manos de Su Padre. Nadie nos puede sacar de las poderosas manos de Dios. Jesús dijo:
Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre” (Juan 10:29).


miércoles, 8 de octubre de 2014

Evangelizar es dar testimonio, de una manera sencilla y directa, de Dios revelado por Jesucristo mediante el Espíritu Santo. Testimoniar que ha amado al mundo en su Verbo Encarnado y ha llamado a la humanidad a la vida eterna.



La evangelización también debe contener siempre una clara proclamación de que en Jesucristo, Hijo de Dios hecho hombre, muerto y resucitado, se ofrece la salvación a todos los hombres, como don de la gracia y de la misericordia de Dios. Comprende además, la predicación de la esperanza en las promesas hechas por Dios mediante la nueva alianza en Jesucristo; la predicación del amor de Dios para con nosotros y de nuestro amor hacia Dios, la predicación del amor fraterno para con todos los hombres —capacidad de donación y de perdón, de renuncia, de ayuda al hermano— que por descender del amor de Dios, es el núcleo del Evangelio. 

(Exhortación Apostólica Evangelli Nuntiandi 51) 

METODOS PARA LA EVANGELIZACION

Testimonio de vida
El ejemplo siempre ha sido un método de enseñaza efectivo y la primera forma de evangelización de la Iglesia es el testimonio de vida auténticamente cristiano. Nuestra vida debe reflejar la fielidad a Jesucristo, el desapego a los bienes del mundo y el apego a lo espiritual. Es decir, vivir una vida de santidad y testimoniarla a los hermanos.

Predicación viva
San Pablo en su carta a los Romanos explica claramente que la fe aumenta por el acto de escuchar. ¿Cómo invocarán a Aquel en quien no han creído? Y, ¿cómo creerán sin haber oído de Él? Y ¿cómo oirán si nadie les predica?... Luego, la fe viene de la audición, y la audición, por la palabra de Cristo" (Rom. 10, 14. 17.)Aunque la sociedad moderna se muestre indiferente ante los discursos, la predicación y la proclamación verbal del Evangelio es indispensable para la Evangelización. No debe desalentarnos este gran reto. Por el contrario debe animarnos el saber que nuestro testimonio de vida, unida a una predicación efectiva, atraerá muchas almas a Dios.

Pidamos la gracia de amarlo a él sobre todas las cosas y amar al prójimo como quisiera ser amado

Pues si yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros. Porque os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho con vosotros. "En verdad, en verdad os digo: no es más el siervo que su amo, ni el enviado más que el que le envía. "Sabiendo esto, dichosos seréis si lo cumplís." (Juan 13, 14-17)



Es una verdad absoluta la aseveración de que nadie puede dar lo que no tiene. Nuestro deber es comenzar por pedir con humildad, fe y perseverancia a Dios, que nos conceda todas aquellas virtudes de las que carecemos. En especial, debemos solicitar la gracia de amarlo a él sobre todas las cosas y amar al prójimo como quisiera ser amado.

PRINCIPIOS PARA EVANGELIZAR



"Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. Y dejando luego sus redes, le siguieron" (Marcos 1:14-18).

¿Qué obtiene alguien con ganar el mundo entero y perder su alma? Pablo dice: «Porque ... Dios ... quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad»

DIOS QUIERE SALVARNOS



Mateo 16:26, el valor que el Señor da al alma, a la vida humana . Dice:«Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?». El mayor valorador de la vida es Dios
Dios amó al mundo de tal manera que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.
El Señor dice: «¿Qué obtiene alguien con ganar el mundo entero y perder su alma?». No tiene sentido, porque en este mundo no hay nada que pueda pagar el valor del alma. Sólo había en los cielos un precio suficiente para pagar el valor de esa alma. Es Jesucristo. Él dio su vida por causa de un alma. Si hubiese un alma en este mundo para salvar, aun así él vendría por esa alma, porque un alma vale más que el mundo entero.
También en Mateo 24:14, el Señor muestra su objetivo en el final de los tiempos. «Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin». El Señor tiene un propósito. Y Pedro dice que el Señor aún no viene, por el simple hecho de que Dios quiere que todos se arrepientan. Y Pedro dice más, dice que Dios no quiere que ninguno se pierda. El Señor ama todas las vidas, ama a toda la humanidad. Y él será longánimo para que todos se salven. Ese es el deseo del Señor.
Pablo dice: «Porque ... Dios ... quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad» (1ª Tim. 2:3-4). Nosotros necesitamos tener el mismo sentir que hubo en Cristo; la iglesia necesita tener un mismo sentimiento; ella necesita atender a una base fundamental – la unidad de la iglesia. Cuando la unidad de la iglesia está fortalecida, el poder fluye con normalidad en ella; la vida fluye normalmente.


martes, 7 de octubre de 2014

Vive una vida que abrace lo eterno


Vivir una vida abrazando lo eterno quiere decir que todas las decisiones que tomas están enfocadas en resultado a largo plazo y no el inmediato.
En la jornada al éxito uno necesita sacrificarse y entender que cada sacrificio debe hacerse como una inversión en el bien mayor que vendrá en el largo plazo.
Necesitamos vivir una vida donde pensemos más en lo eterno que en lo temporal.








Martirologio Romano: En este día se pide la ayuda de la santa Madre de Dios por medio del Rosario o corona mariana, meditando los misterios de Cristo bajo la guía de aquélla que estuvo especialmente unida a la encarnación, pasión y resurrección del Hijo de Dios.

Memoria de la santísima Virgen María del Rosario


Cuenta la leyenda que la Virgen se apareció en 1208 a Santo Domingo de Guzmán en una capilla del monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario, le enseñó a rezarlo y le dijo que lo predicara entre los hombres; además, le ofreció diferentes promesas referentes al rosario. El santo se lo enseñó a los soldados liderados por su amigo Simón IV de Montfort antes de la Batalla de Muret, cuya victoria se atribuyó a la Virgen. Por ello, Montfort erigió la primera capilla dedicada a la imagen.


lunes, 6 de octubre de 2014

Señor, hazme instrumento de tú paz

ORACIÓN POR LA PAZ
San Francisco de Asís 



Oh Señor, hazme instrumento de tú paz.
Donde hay odio, que yo lleve el Amor.
Donde hay ofensa, que yo lleve el Perdón.
Donde hay discordia, que yo lleve la Unión.
Donde hay duda, que yo lleve la Fé.
Donde hay error, que yo lleve la Verdad.
Donde hay desesperación, que yo lleve la Esperanza.
Donde hay tristeza, que yo lleve la Alegría.
Donde están las tinieblas, que yo lleve la Luz.
Oh Maestro, haced que yo no busque tanto:
Ser consolado, sino consolar.
Ser comprendido, sino comprender.
Ser amado, sino amar.

Porque:

Es dando, que se recibe.
Perdonando, que se es perdonado
Muriendo, que se resucita a la Vida Eterna.


domingo, 5 de octubre de 2014

Señor Jesús yo te necesito, te abro las puertas de mi corazón te recibo como mi Señor y Liberador de mi vida, haz de mi lo que tú quieras



Padre, en tus manos me pongo,
haz de mi lo que quieras.
Por todo lo que hagas de mi, te doy gracias.
Estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo,
con tal de que Tu voluntad se haga en mí
y en todas tus criaturas.
No deseo nada más, Dios mío.
Pongo mi alma entre Tus manos, te la doy, Dios mío,
con todo el ardor de mi corazón porque te amo,
y es para mi necesidad de amor el darme,
el entregarme entre tus manos sin medida,
con infinita confianza,
porque Tu eres mi Padre.