martes, 24 de septiembre de 2013

SALMO 123 TEN PIEDAD DE NOSOTROS

SALMO 123 (122)
A ti, Señor, levanto mis ojos
123:
1 Canto de peregrinación.
Levanto mis ojos hacia ti,
que habitas en el cielo.
123:2 Como los ojos de los servidores
están fijos en las manos de su señor,
y los ojos de la servidora
en las manos de su dueña:
así miran nuestros ojos al Señor, nuestro Dios,
hasta que se apiade de nosotros
.
123:3 ¡Ten piedad, Señor,
ten piedad de nosotros,
porque estamos hartos de desprecios!
123:4 Nuestra alma está saturada
de la burla de los arrogantes,
del desprecio de los orgullosos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada