martes, 23 de mayo de 2017

Llena mis manos con tu gran poder y amor Señor, úsalas.


Recibe toda la gloria, recibe toda la honra precioso Hijo de Dios



La gloria del Hijo es también la gloria de los hijos de Dios; él conduce «a los muchos hijos hacia la gloria» (Heb 2, 10); éstos son participantes de su gloria (1 Pe 5, 1-4). Según Pablo el justificado ya participa de la gloria escatológica (2 Cor 3, 18; 4, 17), si bien en forma oculta y esencialmente en ->esperanza (Rom 8, 18). Hacia esta gloria se dirige la «expectación anhelante» de toda la creación (Rom 8, 19-23). «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres, objeto de su amor» (Lc 2, 14), anuncian las ángeles al aparecer Jesús en este mundo. La voluntad de Dios es que «el Padre sea glorificado en el Hijo» (Jn 14, 13; Flp 2, 11). Y también es voluntad de Dios que el Hijo sea glorificado en los hombres (Jn 17, 1-6). La glorificación de Dios, la de Cristo y la de los hombres están intrínsecamente relacionadas (2 Cor 4, 15); son frutos de un amor creciente, que llega a su plenitud en el «día de Cristo» (Flp 1, 9ss; 1 Pe 11, 27; 2 Pe 3, 18). En el ->reino de Dios el ->culto no tendrá más expresión que la adoración y la acción de gracias en Jesucristo (Rota 16, 27; Jds 24-25; Ap 1, 4-7; 5, 13; ->visión de Dios).


... ¡Felices los que en él se refugian! ... porque nada faltará a los que lo temen.


Este pobre hombre invocó al Señor: él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. El Ángel del Señor acampa en torno de sus fieles, y los libra. Sal 34:7-8


Busqué al Señor: él me respondió y me libró de todos mis temores. Miren hacia él y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán. Sal 34:5-6


lunes, 15 de mayo de 2017

Los que conocen bien su propia debilidad no cesan nunca de pensar en el Todopoderoso, Santificador y Rector de nuestras vidas.



Creen en la necesidad de un influjo espiritual que les transforma 
y fortalece. Esta creencia no es para ellos una teoría puramente 
abstracta, sino una verdad práctica y sumamente consoladora que 
muestra su eficiencia en la lucha cotidiana contra el pecado y 
Satanás.»

El amor divino es semejante a una presión atmosférica que rodea, encierra cada ser y pesa sobre él. Sitia a cada hombre y quiere conquistarlo. Intenta procurarse una apertura, encontrar el camino que conduce al corazón y le permita penetrar por todas partes.


La diferencia entre el pecador y el santo es que el 
pecador cierra su corazón al amor, mientras que el santo se abre a 
este amor. Pero se trata del mismo amor, de la misma presión. El uno 
rechaza, el otro acepta. No hay aceptación sin una gracia, pero esta 
gracia no se mide.

sábado, 13 de mayo de 2017

Mamá linda, sabia y bondadosa, Dios te bendiga. Feliz día



La mujer sabia creará una atmósfera cálida y de amor en su hogar,  la mujer sabia ve a sus hijos como individuos con habilidades, deseos propios , permitirá a sus hijos ganar experiencia por su cuenta, y los apoyará en situaciones complicadas para ellos

martes, 9 de mayo de 2017

El Ángel del Señor acampa en torno de sus fieles, y los libra. Sal 34, 8


ORACION PARA CONSEGUIR TRABAJO


Angel del Señor guíame hasta mi lugar, para que en él pueda encontrar todo cuanto necesito. Dame luz para encontrar un buen trabajo que alimente a mi familia. Trae a mi casa bienes, no para el lujo y la codicia, sino para la belleza y la armonía para que en mi casa no haya pobreza, sino cantos y alabanzas de alegría. Ilumina mi camino para expresar con elocuencia las verdades que sé, y así poder demostrar a mis jefes que merezco, todos los valores, todos los méritos.

Que siempre haya ascensos y puertas abiertas, bondad y comprensión hacia mis esfuerzos. Que nada inferior a la perfección me rodee. Que pueda distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo bueno y lo malo, entre lo valioso y lo insuficiente, para que mi trabajo sea siempre el más valioso y por ende engendre riqueza, que nunca me falte trabajo ni fuentes de ingresos. Amén

Derrama tu unción en mi corazón, llena el vacío de mi vida Señor, ayúdame mi buen Dios




domingo, 7 de mayo de 2017

“No siempre es fácil distinguir la voz del pastor bueno. Existe siempre el peligro del ladrón, del bandido y del falso pastor”, Papa Francisco

“Existe el riesgo de estar distraído por el sonido de otras voces”, por eso “hoy estamos invitados a no dejarnos distraer por las falsas sabidurías de este mundo, sino a seguir a Jesús, Resucitado, como única guía segura que da sentido a nuestra vida”.

El Papa explicó que en el Evangelio se presentan 2 imágenes: la del pastor y la de la puerta del redil. “El rebaño, que somos todos nosotros, tiene como habitación un redil que sirve de refugio, donde las ovejas viven y descansan tras el cansancio del camino. Y el redil tiene un recinto con una puerta, donde hay un guardia”.

“Al redil se acercan varias personas. El primero es el pastor, el segundo un extraño que no ama las ovejas. Jesús se identifica con el primero y manifiesta una relación de familiaridad con las ovejas expresada a través de la voz, con la cual les llama y ellas le reconocen y lo siguen”.

“Cristo, Buen Pastor, se ha convertido en la puerta de la salvación de la humanidad, porque ha ofrecido la vida por sus ovejas. Jesús, pastor bueno y puerta de las ovejas, es un jefe cuya autoridad se expresa en el servicio, un jefe que para mandar dona la vida y no pide a los otros que la sacrifiquen”

“Convertíos y bautizaos todos en nombre de Jesucristo y recibiréis el Espíritu Santo“. El Buen Pastor nos da al Espíritu Santo.

«De la misma manera que los cuerpos transparentes y nítidos, al recibir los rayos de luz se vuelven resplandecientes e irradian brillo, las almas que son llevadas e ilustradas por el Espíritu Santo se vuelven también espirituales y llevan a los demás la luz de la gracia. Del Espíritu Santo proviene el conocimiento de las cosas futuras, el entendimiento de los misterios, la comprensión de las verdades ocultas, la distribución de los dones, la ciudadanía celeste, la conversación con los ángeles. De Él la alegría que nunca termina, la perseverancia en Dios, la semejanza con Dios y, lo más sublime que puede ser pensado, el hacerse Dios» (Del Espíritu Santo 9,23).
San Basilio.

martes, 2 de mayo de 2017

Acerquémonos a recibir el amor de Dios. Si estas batallando para amar a alguien, para perdonar a tu pareja, a tu padre, a un amigo(a), o a quien sea; acércate primero a Dios, pídele ese amor, esa misericordia para que entonces la puedas dar tu también.


¿Cómo acercarse a Dios? En silencio, búscalo en la Biblia, en el Santísimo (en el Templo), en un rato de meditación, rezando el Padre Nuestro. Como tu quieras, pero búscalo y El te encontrará.

La auténtica caridad cristiana, que sabe servir, ayudar al necesitado, perdonar las ofensas y seguir amando, sin guardar odios ni resentimientos.

La caridad es perdón, es comprensión, es bondad de corazón; es incapaz de negar nada y está siempre atenta para prestar un servicio a los demás. La caridad no piensa mal, no habla mal, no quiere mal a nadie, ni siquiera a nuestros enemigos o a los que nos ofenden y maltratan.