lunes, 10 de noviembre de 2014

No hay sociedad fuerte sin familias sólida, ganando el corazón de las personas para la conversión, de tal forma que pueda realizarse el designio de Dios sobre la vida humana


Mons. Reig Pla ha animado a alzar “una voz clara, nítida e independiente en el seno de la Iglesia Católica promoviendo la presencia pública de los católicos y también la orientación de su voto” a favor de la vida. 
“El objetivo es muy claro: salvaguardar el bien de la vida humana desde el momento de la fecundación hasta la muerte natural”, ha subrayado y ha precisado que para conseguir esta meta se debe realizar evangelizando, “ganando el corazón de las personas para la conversión, de tal forma que pueda realizarse el designio de Dios sobre la vida humana, la grandeza del amor en el matrimonio y la familia”. 
Y también con la presencia pública de los católicos en general en la sociedad, en la gestación y promoción de instituciones a favor de la vida


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada