domingo, 18 de enero de 2015

El demonio teme al ayuno, la oración, la humildad y las buenas obras; y queda reducido a la impotencia ante la señal de la cruz. San Antonio Abad


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada