viernes, 16 de enero de 2015

Oración por restauración matrimonial.



Padre Altísimo Eterno: acudo confiadamente ante tu trono de gracia, poniendo delante de ti nuestra situación matrimonial, los desacuerdos, los problemas que tenemos, el dolor que nos hemos causado mutuamente. Ponemos delante de ti nuestra situación pasada que tal vez hasta hoy no hemos podido superar, y por lo tanto hay falta de perdón. Hoy, Padre Santo, humillados delante de ti, pedimos, suplicamos que sanes, recuperes, nuestro matrimonio, que vengas a nuestro matrimonio, irrumpas en él, y nos cambies, nos transformes. Sean alejados, estén muy lejos de nuestro matrimonio el desamor, la amargura, los pleitos, los desacuerdos, la incompatibilidad, el adulterio,  el divorcio, el engaño, el fraude, estén muy lejos de nuestro matrimonio.

En esta hora, le hablo a todo espíritu de violencia: Espíritu de violencia te sujeto ahora, te retengo ahora, te ato y echo fuera, en el nombre de Jesús. Te vas de mi hogar, de mi matrimonio, te someto al poder y autoridad de Cristo Jesús. No avanzas ni prosperas nunca más en mi matrimonio, huíste, te disipaste ahora, nunca más vas a influir, ni tener derecho en mi matrimonio, en mi hogar.

Violencia: hoy te sujeto para siempre, y debilito ahora mismo la voluntad del violento: quedas sin fuerzas, quedas sin poder para ser violento, para hacer escándalos, para dar golpes, para gritar. ¡Porque huyó el espíritu de violencia de mi hogar, ahora! , en el nombre de Jesús. Nunca más habrá abusos en mi hogar porque el gobierno, el poder, el dominio y la autoridad de Dios están sobre mi hogar desde ahora y para siempre. Satanás declaro que nunca más vas a tener poder, ni derecho aquí en mi hogar. En el nombre de Cristo Jesús. ¡Tu nombre tiene poder Padre Santo, tu nombre tiene tanto poder! Bendigo tu nombre ¡oh Padre Altísimo! Ustedes inmundos son alejados de mi hogar, los saco de mi hogar, de nuestras vidas ahora, nunca prosperan, ni avanzan en nuestro matrimonio. Deshago, frustro y quiebro todo plan de divorcio que Satanás pretenda tener para mi matrimonio, en este momento se inactiva todo ese plan y Dios recupera mi matrimonio ahora, ahora, en el nombre de Jesús.

Vengo contra toda maldición para divorcio, adulterio, sufrimiento matrimonial, desintegración matrimonial, desintegración familiar. Quebranto y destruyo estas maldiciones y echo fuera a todos sus demonios ahora! En el nombre de Jesús.
Vengo contra toda maldición para soltería, soledad, abandono. Quebranto  y destruyo estas maldiciones y echo fuera a todos sus demonios ahora!. En el nombre de Jesús.
Echo fuera de mi matrimonio, desalojo ahora todo espíritu inmundo: la imaginería, la exageración, la minimización, las locuciones mentales (monólogos), los espíritus bloqueantes, toda idea fija, las maldiciones a través de la confesión negativa. Fuera! En el poderoso nombre de Jesús.
Ato y bloqueo la perversión sexual y la pornografía, y las echo fuera de mi familia. No habrán homosexuales en mi hogar.  En mi casa nadie será adicto a la pornografía. No tendremos secretos de familia, nadie entre nosotros, practicará vicio en oculto, ni tendrá doble vida.
La mentira no se afirmará delante mis ojos.
Renuncio a todos los ídolos y los sacamos para siempre de nuestros corazones y de nuestro hogar, en el nombre de Jesús.
Padre suplico en esta hora tu perdón por cualquier práctica ocultista que se haya realizado en mi hogar. Suplico tu perdón por haber dado derecho legal a satanás de instalarse en mi casa pero ahora, con todas las fuerzas de mi alma, lo ato y lo echo fuera. Lo resisto completamente y le prohíbo que vuelva a acercarse a nosotros. Escúchame bien satanas! No tienes parte en nosotros, estas vencido, desalojado. Cristo nos ha liberado del poder de la maldición y exhibió el trofeo triunfando en la cruz.
Ato y echo fuera la fascinación, el encantamiento, el asesinato, la murmuración, la vejación, la confusión, la división, la desconfianza, la deshonestidad, la deslealtad, la sospecha, el celibato, la impotencia, la frigidez, el espíritu de zombi, el espíritu de guerra (violencia), el espíritu de hipocresía, los celos, el egoísmo, la tensión financiera y los argumentos que promueven desacuerdos financieros, y ato el espíritu del consejo impío.  
Fuera!! a todos en el poderoso nombre de Jesús.
Los alejo permanentemente de mi hogar. No van a acercarse a mi matrimonio, no van a acercarse a mi casa.

Si tu cónyuge ha caído en ADULTERIO debes orar así:

Y ahora por la autoridad y poder de la palabra, vengo deshaciendo todo adulterio, toda infidelidad de la vida de mi cónyuge.
Arranco, deshago y desato toda ligadura de cuerpo-alma- espíritu de mi esposo/a con........
 (Si es que sabes nombra al que está en adulterio con tu cónyuge).
Deshago, desato, destruyo y rompo todo afecto sexual, pasión, lazo emocional, toda costumbre que pudiera haber entre ellos. Declaro rota, deshecha, quebrantada para siempre la relación de adulterio. Que el nombre y la memoria de la persona amante de mi cónyuge queden borrados para siempre. Ya no quedará recuerdo ni memoria de esa persona. (si sabe el nombre del amante de su cónyuge nómbrelo/a  por favor)
Padre te pido que toda persona involucrada sexualmente con mi cónyuge huya. Que suelte a mi cónyuge y encuentre otra persona, se entusiasme, abandone y rechace completamente a mi cónyuge, en el poderoso nombre de Jesús. Establezco y decreto peleas, hastío, malentendidos, confusión, rechazo, repugnancia entre mi cónyuge y su amante. En el poderoso nombre de Jesús.
Declaro que el adulterio nunca más volverá a mi hogar, en el nombre de Jesús.
El adulterio dejo de ser. (Repita 7 veces)
No prospera nunca más en mi matrimonio. Se va de mi hogar para siempre en el poderoso nombre de Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada