martes, 29 de diciembre de 2015

Yo amo a los que me aman (la Sabiduría) y los que me buscan ardientemente, me encontrarán. Prov. 8, 17 - 21


Conmigo están la riqueza y la gloria, los bienes perdurables y la justicia. 
Mi fruto vale más que el oro, que el oro fino, y rindo más que la plata acrisolada. 

Yo voy por el sendero de la justicia, en medio de las sendas de la equidad,  para repartir posesiones a los que me aman y para colmar sus tesoros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada