viernes, 15 de enero de 2016

La clave para vivir bien es tener un espíritu de oración y comunicación con el Creador, nutrir periódicamente la mente con información y pensamientos positivos; el corazón con sentimientos de amor, solidaridad y alegría; el cuerpo con ejercicio, alimentación saludable y atención constante; afianzando y proyectando su vida con apego a los valores y principios de la ética y la consciencia


Pasarla bien también significa la decisión de disfrutar, de ser positivos, de ver el lado agradable, hermoso y bueno de la vida y, aunque existan dificultades, mirar las adversidades como oportunidades para crecer y mejorar.
El ser humano está dotado para el bien, para hacer lo bueno, para actuar a partir de principios y valores de solidaridad, afecto y amor al prójimo. Está definitivamente equipado de manera natural para el disfrute. Pero el postmodernismo le tergiversa esa realidad y lo lanza a pensamientos y comportamientos establecidos en vinculaciones transitorias, sin certidumbre y solidez, sin profundidad, estabilidad y proyección.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada