viernes, 29 de enero de 2016

Pero Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, precisamente cuando estábamos muertos a causa de nuestros pecados, nos hizo revivir con Cristo —¡ustedes han sido salvados gratuitamente!— y con Cristo Jesús nos resucitó y nos hizo reinar con él en el cielo. Ef 2, 4-6


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada