miércoles, 6 de abril de 2016

y ahora, liberados del pecado, han llegado a ser servidores de la justicia Rom. 6, 18


Los que han tenido un encuentro personal con Jesús:
* Son libres del pecado, libres para servirle y proclamar a todos que es Cristo quien les hace sensibles a todo lo que sucede a su alrededor, sufren con los que sufren, se alegran por los que vuelven al camino verdadero y han dejado atrás, vicios, todo lo que nos separa del amor de Cristo. 
* Son llenos del Espíritu Santo que les fortifica y les guía, son nuevas creaturas, ya no siente apego a lo material a lo pasajero, a lo efímero, solo el amor les basta.
* Le sirven a Cristo en pequeña o en gran medida, son capaces de dar de su tiempo, de sus recursos para agradar a quien le rescató de donde se hallaban perdidos. 
* Escuchan la voz del Maestro en todo, saben que la palabra de Dios actual y se cumple, por eso meditan en ella   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada