jueves, 12 de mayo de 2016

..."Es fácil que una multitud caiga en manos de unos pocos, y al Cielo le da lo mismo salvar con muchos que con pocos. Porque la victoria en el combate no depende de la cantidad de las tropas, sino de la fuerza que viene del Cielo. 1 Mac 3, 18-19


Ellos nos atacan, llenos de insolencia y de impiedad, para exterminarnos a nosotros, a nuestras mujeres y a nuestros hijos, y para apoderarse de nuestros despojos.
Nosotros, en cambio, luchamos por nuestra vida y por nuestras costumbres.
El Cielo los aplastará delante de nosotros: ¡no les tengan miedo!"
1 Macabeos 3, 20-21

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada