martes, 31 de mayo de 2016

Puesto que el Sagrado Corazón es el símbolo y la imagen sensible de la caridad infinita de Jesucristo, caridad que nos impulsa a amarnos los unos a los otros, es natural que nos consagremos a este corazón tan santo. Obrar así, es darse y unirse a Jesucristo, pues los homenajes, señales de sumisión y de piedad que uno ofrece al divino Corazón, son referidos realmente y en propiedad a Cristo en persona.

CONSAGRACION DEL ECUADOR  AL SACRATISIMO CORAZON DE JESUS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada