miércoles, 29 de junio de 2016

La misericordia del Señor no se extingue ni se agota su compasión; ellas se renuevan cada mañana, ¡qué grande es tu fidelidad! Lam 3, 22-23.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada