martes, 23 de agosto de 2016

Dios nos ha librado de las tinieblas, ya no somos esclavos del pecado, hemos sido perdonados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada