miércoles, 14 de septiembre de 2016

Para comunicarte con Dios solo necesitas cerrar tus ojos y abrir tu corazón


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada