viernes, 30 de septiembre de 2016

Señor: Tú diste vista a los ciegos, y voz a los mudos; Tú sanaste a paralíticos, cerraste la boca de los leones, guiaste a tu pueblo a través del desierto, levantaste a lo muertos de su sepultura; y todo lo hiciste por amor. Sé que aún hoy en día sigues haciendo milagros y prodigios...aún Tu amor sigue sanando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada