jueves, 20 de octubre de 2016

El Señor tenga piedad y nos bendiga, haga brillar su rostro sobre nosotros, para que en la tierra se reconozca su dominio, y su victoria entre las naciones. Sal 67, 2-3


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada