miércoles, 19 de octubre de 2016

La santidad de Dios nos da un patrón a imitar. Sed santos, porque yo, Yahveh, vuestro Dios, soy santo. Lev 19, 2


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada