miércoles, 9 de noviembre de 2016

No importa cuál sea nuestra ansiedad Dios sabe manejarla


¿Y por qué se inquietan por el vestido? Miren los lirios del campo, cómo van creciendo sin fatigarse ni tejer. les aseguro que ni Salomón, en el esplendor de su gloria, se vistió como uno de ellos. Mt 6, 28-29. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada