jueves, 8 de diciembre de 2016

La fe en Jesús da fuerzas para resucitar a nuestra sociedad, muerta por el egoísmo, creando “hombres nuevos”, justos de corazón, capaces de comprometerse seriamente en la lucha histórica por una liberación integral de la Humanidad.


La verdadera fe en Jesús nos hace más per­sonas y más unidos. Es la fuente de la Vida querida por Dios, en la que cada uno se pueda sentir realizado en el servicio de sus hermanos.
El que cree en el Hijo tiene la Vida.
(Jn 3,36)
La fe en Cristo nos hace justos ante Dios (Rom 3,28). Da fuerzas para vencer los males del mundo, que son el orgullo y el afán egoísta de acumular poder, plata y placer.
Todo hijo nacido de Dios vence al mundo.
Y la victoria por la que vencimos al mundo, es nuestra fe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada