viernes, 27 de enero de 2017

Dios está siempre contigo


Dios no se presentó en la historia como un liberador prepotente, ni como un gran señor, que desde las alturas de su comodidad, ordena la liberación de los esclavos. Él bajó al barro de la vida, se hizo pequeño y conoció en carne propia lo que es el sufrimiento humano

No hay comentarios:

Publicar un comentario