sábado, 25 de marzo de 2017

Buscaré a la oveja perdida, haré volver a la descarriada, vendaré a la herida y curaré a la enferma…

        Dios y Padre nuestro, tú eres el Buen Pastor,
        el amigo que cuida de nosotros,
        nos guías por sendas agradables
        y nos ofreces lo mejor de este mundo.
        Tú sabes que estamos en medio
        de muchos y grandes peligros.
        Queremos que vayas de guía
        en el camino de cada día.
        Concédenos tu fuerza y tu auxilio
        y guíanos por el camino que lleva al cielo.
                                          AMEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario