martes, 14 de marzo de 2017

La Iglesia se compara a una gran recolección que necesita obreros, pero obreros que trabajen.



No hay cosa más conforme con el Evangelio que acumular, de una parte, luces y fuerzas para el alma en la oración, en la lectura y en la soledad, e inmediatamente hacer participar a los hombres de este alimento espiritual. Es hacer como hizo nuestro Señor y luego los apóstoles; es juntar el oficio de Marta al de María. SAN VICENTE DE PAUL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada