viernes, 10 de enero de 2014

EN ESTO SE GLORIFICA EL PADRE DIOS, EN QUE LLEVEMOS MUCHO FRUTO

JESUS VID VERDADERA

Juan 15:1-2,5,8 "Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos".
Usted y yo somos los pámpanos: En la viña los pámpanos son el centro de atención de los esfuerzos del labrador, porque son los que producen fruto. Se trata que los pámpanos queden de manera extendida y que abarquen mas espacios, porque de esta manera podrá circular mejor el aire por en medio de los pámpanos y recibirá una mayor cantidad de sol, además de poder llegar mejor hasta ellos a la hora de atenderlos.
El señor Jesús insiste en dejar esta enseñanza antes de su partida porque el sabe que es muy importante que sus seguidores entiendan acerca de producir fruto.
El fruto que nosotros debemos producir en la vida es la forma en la que Dios recibe en la tierra el honor que el se merece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada