jueves, 18 de septiembre de 2014

Agradezco el hermoso ejemplo que me dan tantos cristianos que ofrecen su vida y su tiempo con alegría. Ese testimonio me hace mucho bien y me sostiene en mi propio deseo de superar el egoísmo para entregarme más.



No deben hacer olvidar cuántos cristianos dan la vida por amor:

ü  Acompañan personas esclavizadas por diversas adicciones
en los lugares más pobres de la tierra
ü  se desgastan en la educación de niños y jóvenes,
ü  cuidan ancianos abandonados por todos,
ü  Tratan de comunicar valores en ambientes hostiles,
ü  Se entregan de muchas otras maneras
ü  Muestran ese inmenso amor a la humanidad que nos ha inspirado el Dios hecho hombre.
ü  Ayudan a tanta gente a curarse o a morir en paz en precarios
hospitales


Para leer más Evangelii Gadiu
Papa Francisco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada