miércoles, 17 de septiembre de 2014

“La avaricia, la intolerancia, la ambición de poder que alimentan el espíritu bélico, que a menudo encuentran justificación en una ideología. La ideología es una justificación. Y cuando no hay una ideología lo que hay es la respuesta de Caín: ‘¿Y a mí qué me importa?’”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada