martes, 28 de junio de 2016

... la sabiduría que viene de lo alto es, ante todo, pura; y además, pacífica, benévola y conciliadora; está llena de misericordia y dispuesta a hacer el bien; es imparcial y sincera. Un fruto de justicia se siembra pacíficamente para los que trabajan por la paz. Sab 3, 17-18.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada