miércoles, 21 de septiembre de 2016

Niños del orfanato de la ciudad siria de Alepo Siria. Día internacional de la paz.


Meses de intensos bombardeos de las aviaciones siria y rusa -que han golpeado infinidad de instalaciones civiles en los alrededores- obligaron a la dirección del centro a trasladar actividades y habitaciones escaleras abajo, hacia el subsuelo del inmueble. "Los niños se han adaptado muy bien al cambio pero hay riesgos continuos. Hace unos días cayó un cohete junto al orfanato, a tan solo 50 metros de la puerta. Fallecieron cuatro niños que estaban en la calle. Cuando sabemos que se acercan los aviones, llevamos a todos los menores bajo tierra", comenta El Halabi, que se ganaba los cuartos como comerciante hasta que su país inauguró un lustro de luchas fraticidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada