miércoles, 19 de octubre de 2016

Si uno edifica su vida sobre la conciencia de la misericordia que Jesús le tiene, esa vida será inamovible; la podrán atacar los vendavales de uno y otro costado, pero no la moverán. La solidez del cristiano es puro regalo, puro don, pura misericordia de Jesús que amó y se entregó por los demás. Papa Francisco


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada