viernes, 4 de noviembre de 2016

La adoración es el quirófano donde Dios quiere operar en nuestra mente y nuestro corazón, en donde recibimos lo que nos transforma, lo que edifica, lo que nos santifica, lo que no merecemos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada