domingo, 12 de marzo de 2017

La sed de riquezas es insaciable

Porque no les alegran los bienes presentes, siendo abundantes, les entristecen los que les faltan, o mejor dicho, los que ellos creen que les faltan; de suerte que siempre está su ánimo preocupado, luchando por adquirir más

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada