sábado, 11 de marzo de 2017

¿Qué hace nuestro Señor? borra el recuerdo y la imagen de descontento ; destruye la impresión que se había grabado en nuestras potencias y ahoga completamente esta semilla de pecados, poniendo en su lugar los frutos de caridad, de gozo, de paz y de paciencia.


 Arranca de la misma manera las raíces de cólera, de intemperancia y de los demás defectos, comunicándonos las virtudes y sus frutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada