viernes, 26 de septiembre de 2014

CONSAGRACION A SAN RAFAEL ARCANGEL


Santo Arcángel Rafael, que estás tan cerca ante el trono de Dios ofreciéndole nuestras oraciones, te venero como mensajero y amigo especial de Dios. Te escojo como mi patrón y deseo amarte y obedecerte como lo hizo el joven Tobías. A ti consagro mi cuerpo, mi alma, todo mi trabajo y mi vida. Te quiero como guía y consejero en todos los peligros, problemas y decisiones difíciles de mi vida.
Recuerda, querido San Rafael, que la gracia de Dios te preservó con los Ángeles buenos en el cielo, en cuanto los soberbios fueron arrojados al infierno. Te imploro me ayudes en el combate contra el mundo, la carne y el diablo. Defiéndeme de todos los peligros y de toda la ocasión de pecado, guíame siempre en el camino de la paz, seguridad y salvación. Ofrece mis oraciones a Dios como ofreciste las de Tobías, para que por tu intercesión obtenga las gracias necesarias para la salvación de mi alma. Recuérdame y encomiéndame siempre ante la faz del Hijo de Dios. Ayúdame a amar y servir a mi Dios fielmente, a morir en su gracia y, finalmente, a merecer unirme a ti en la visión y alabanza de Dios en el cielo para siempre. Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario